La del 31 de octubre de 2021 no fue una noche demasiado especial para Luka Doncic. Sí que nos dejó uno de sus highlights característicos, en este caso un triple desde el logo, en el centro de la pista. Pero ese mismo día falló seis de los siete triples y cuatro de los seis tiros libres que intentó. “Ahora mismo tengo más confianza cuando lanzo desde el centro de la pista que desde la línea de tiros libres”, dijo el esloveno. “No entiendo cómo ese tiro entra y los lanzamientos normales no”. El tiro libre, de hecho, podría ser considerado como uno de los puntos débiles, o menos fuertes, de la estrella de los Dallas Mavericks. Algo que suele resaltarse en su debe. Y lo ha sido de muchas estrellas a lo largo de la historia. ¿Hasta qué punto pueden él u otros jugadores mejorar esos porcentajes?

Luka Doncic Tiro libre

El factor mental es clave en el tiro libre

La línea de tiros libres es un elemento aislado del resto en el baloncesto. Todo se para en ese momento. Una de las partes en las que más peso tiene la psicología se encuentra precisamente en la soledad de ese uno contra uno entre el jugador y el aro. Dentro del ritmo del juego, en movimiento, los jugadores se mueven por instinto. Pero en la línea de tiros libres están ellos solos, en estático, con el foco de todo el mundo sobre ellos. Les da tiempo a pensar. Si están cansados, las piernas y los brazos les pesan. Si el marcador está igualado y queda poco tiempo, seguramente puedan sentir hasta los latidos de su propio corazón.

Regístrate ahora en NBA ID

CARGANDO Crear cuenta